Nuevo RD Requisitos de Seguridad en Ascensores

asesorArq-RD-203-2016-Seguridad-Ascensores

Hoy, 25 de mayo, se publica en el BOE el Real Decreto 203/2016, por el que se establecen los requisitos esenciales de seguridad para la comercialización de ascensores y componentes de seguridad para ascensores, entrando en vigor al día siguiente de su publicación.

El objeto es el de adaptar la legislación española a la nueva Directiva Europea 2014/33/UE sobre ascensores que entró en vigor el pasado 20 de abril y que  introduce nuevos requisitos para garantizar la seguridad y el control de los ascensores y sus componentes de seguridad.

Ambas normas se aplican tanto a ascensores nuevos como a los componentes de seguridad de los ascensores existentes, siendo los aspectos claves los siguientes:

  • Obligación de registrar y mantener la trazabilidad de los ascensores y sus componentes:

Las empresas que fabriquen, vendan o instalen componentes de seguridad de ascensores deben registrar, con un mínimo de 10 años, dónde ha sido comprado y a quién ha sido vendido el componente en cuestión. Además, los ascensores y componentes de seguridad tienen que llevar un número de tipo, lote o serie indicando su marca y una única dirección de contacto en un idioma comprensible por el usuario

  •  Obligaciones de comunicación de posibles riesgos de los agentes económicos:

A partir de ahora cualquier agente que esté implicado en la cadena de suministro deberá ofrecer la garantía del marcado CE y adecuada documentación e instrucciones, monitorizar de manera permanente los defectos y reclamaciones, garantizar la conformidad inalterada por transporte y almacenamiento, notificar de manera inmediata los riesgos a las agencias nacionales de vigilancia de mercado, definir y comunicar acciones correctivas derivadas, y cooperar con las agencias nacionales de vigilancia de mercado ante cualquier requerimiento.

Desde el punto de vista del proyecto y la ejecución de la obra de instalación de los ascensores la norma no tiene especial incidencia y para la la puesta en servicio de los ascensores deberán seguirse los procedimientos establecidos al efecto en la Instrucción Técnica Complementaria ITC-AEM 1 «Ascensores» del Reglamento de Aparatos de Elevación y Manutención, aprobada por Real Decreto 88/2013, de 8 de febrero.

En ese sentido es de destacar las modificaciones de algunos apartados de la Instrucción Técnica Complementaria ITC-AEM 1 «Ascensores»:

«5.3.2.1 Ascensores en viviendas unifamiliares y ascensores puestos en servicio mediante declaración de conformidad CE según el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas: cada cuatro meses

Se añade el siguiente párrafo al apartado 5.4:
«c) Con el fin de facilitar y asegurar la trazabilidad de los componentes de seguridad de una instalación, las empresas conservadoras, deberán reflejar en el “Registro de Mantenimiento” las características de los componentes de seguridad, incluyendo al menos el tipo de componente y su número de tipo, lote o serie o cualquier otro elemento que permita su identificación, que se sustituyan en los ascensores. La incorporación de esta información en el Registro de mantenimiento se hará con carácter permanente, debiendo mantenerse hasta la sustitución del componente de seguridad

En el artículo 6 se establece que «la dirección técnica de la obra y el instalador deberán transmitirse mutuamente la información necesaria y adoptarán las medidas adecuadas para garantizar el funcionamiento correcto y la seguridad del uso del ascensor».

En cuanto a la compatibilidad de instalaciones en hueco del ascensor, se establece que por los huecos previstos para los ascensores no podrán discurrir otro tipo de instalaciones que no sean las propias de ascensor.

En cuanto a los Requisitos de Seguridad y Salud se indica lo siguiente:

  • La cabina del ascensor debe estar diseñada y fabricada de forma que su espacio y resistencia correspondan al número máximo de personas y a la carga nominal del ascensor fijados por el instalador no dificultando o impidiendo el acceso a la misma o su utilización por las personas con discapacidad (p.e. movilidad reducida).
  • En los casos en los que la suspensión de la cabina se efectúe por medio de cables o cadenas, habrá al menos dos cables o cadenas independientes, con sus respectivos sistemas de enganche. Estos cables y cadenas no deberán poseer juntas o empalmes, salvo los necesarios para fijarlos o formar un bucle.
  • Nunca podrán entrar en marcha normal si se supera la carga nominal, lo que se debe tener en cuenta en la instalación y como prueba de control. También deben disponer un limitador de velocidad.
  • La maquinaria del ascensor sólo debe ser accesible para tareas de mantenimiento.
  • La instalación eléctrica debe quedar excluida cualquier confusión con circuitos que no tengan una relación directa con el ascensor (por ejemplo, colocando un subcuadro independiente). Además, debe permitir que se pueda conmutar en carga la alimentación de energía.
  • Para evitar aplastamientos a persona en el exterior, no se debe poder acceder al hueco, salvo en caso de mantenmiento. La normativa incide en las zonas de refugio con respecto a las posiciones límite del ascensor, pero en casos puntuales (como en edificios existentes) se prevé la posibilidad de que no se dispongan dicho espacios pero buscando alternativas para la seguridad. Las zonas de refugio se miden con los amortiguadores comprimidos.
  • Las puertas de los rellanos, cuando deban contribuir a la protección del edificio contra los incendios, incluidas aquellas que contengan partes acristaladas, deberán presentar una adecuada resistencia al fuego, caracterizada por su integridad y sus propiedades de aislamiento (no propagación de la llama) y de transmisión del calor (radiación térmica).

ENLACES DE INTERÉS:

…………

¡Si quieres recibir en tu correo electrónico toda la información de interés profesional!

SUSCRIBETE_4

…………

Ayúdanos a difundir la noticia, ¡compártela!