AHORRO DE ENERGÍA A TRAVÉS DE LA INSTALACIÓN ELÉCTRICA

asesorArq-Ahorro-Energetico-Instalacion-Electrica

A la hora de calcular la eficiencia energética de un edificio o de una vivienda existente es necesario considerar las medidas de mejora que se podrían implementar para mejorar la calificación. Para ello, además de considerar la disminución de emisiones de CO2 o la diminución de la demanda térmica, debe condiderarse el ahorro económico considerado.

Las principales medidas de mejora a tener en cuenta so las siguientes:

1-. Mejoras de la envolvente térmica.

  • Mejorar del aislamiento térmico.
  • Sustitución de las carpinterias y los vidrios.
  • Aislar adecuadamente las zonas con puentes termicos.

2-. Mejoras de las condiciones de ventilación del edificio y de los espacios bajo cubierta.

3-. Mejorar del rendimiento en las instalaciones de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria e iluminación:

  • Sustitución de los equipos de la instalación de calefacción por agua y agua caliente sanitaria por otros de mayor rendimiento.
  • Sustitución de los equipos de aire acondicionado por otros de mayor rendimiento.
  • Mejorar la red de distrubución de calefacción y agua caliente sanitaria.
  • Mejorar del rendimiento en las instalaciones de iluminacion y otro equipamiento electrico.
  • Establecer  sistemas de domótica para el control de los periodos de puesta en servicio acorde a los horarios de ocupación de cada zona del edificio y mejorar el mantenimiento de las instalaciones.

4-. Instalar energías renovables.

5-. Modificaciones en los hábitos de los usuarios.

Ahorrar en la factura de electricidad gracias a un sistema de eficiencia energética

Hablando en términos económicos, instalarse en un edificio que cuente con un buen aislamiento térmico puede llegar a reducir la factura eléctrica hasta un 50%. La razón para disminuir el consumo de energía está ligada a la rehabilitación térmica de los inmuebles que han obtenido el certificado de Eficiencia Energética de la Normativa Europea. Según un estudio de la OCU; una persona que viva en un edificio con esas características puede ahorrar hasta 400 euros al año en sus recibos de energía.

Debido a la gran variedad de ofertas que existen en el mercado energético, encontrar la tarifa más económicas es una tarea pesada que puede resolverse utilizando un comparador de ofertas de luz y de gas natural.

El importe de la factura de la luz depende del término de potencia (parte fija) y del consumo que es el aspecto variable que depende del tipo de tarifa eléctrica contratada por el cliente.

Las compañías de luz cuentan con una amplia oferta energética para que cada consumidor contrate los servicios que necesite.

  • Sin discriminación horaria. El precio de la luz es el mismo durante todo el día.
  • Con discriminación horaria. La energía cambia de coste dependiendo de la hora del día siendo el periodo nocturno más barato que el diurno.

Pincha aquí para conocer las características específicas de cada una.

No importa la comercializadora eléctrica que elijas puesto que todas tienen planes de luz similares que apuestan por el ahorro tanto energético como económico. Para que te hagas una idea; un cliente afiliado a una oferta eléctrica PVPC (regulada por horas) consigue rebajar en casi 40 euros su recibo de la luz a mitad del año.

Contratar una buena tarifa de electricidad tiene mucho que ver con las necesidades del cliente. Es decir, si un usuario consume electricidad durante la noche debe optar por una tarifa en la cual el precio de la luz en ese periodo sea más barato. Cuando un cliente va a dar de alta la luz, debe tener muy claros los siguientes aspectos para contratar la tarifa más adecuada a su ritmo de vida:

  • El tamaño de la vivienda.
  • Número de personas que habiten en el hogar.
  • Número de aparatos electrónicos y electrodomésticos.
  • A qué horas consumirás electricidad.

Si quieres tener más información sobre este trámite, consulta este  enlace.