… unas notas a propósito de Manolo Gallego Jorreto

asesorArq-a-proposito-manolo-gallego

La semana pasada se celebró en Vigo una emotiva jornada “…a propósito del Manolo Gallego Jorreto”, organizada por la Editorial Scalae y dirigida por Félix Arranz.

La tarde comenzó con una visita comentada por el protagonista a la exposición sobre la obra del arquitecto que se exhibe, actualmente, en el edificio de la Fundación Barrié en Vigo.

AsesorArq-Visita-expo-Manolo-Gallego-08

La sede de la Fundación Barrié en Vigo ocupa un edificio diseñado por el arquitecto Manuel Gómez Román en 1911 y cuya obra de rehabilitación por el estudio de Tuñón y Mansilla, merecería de por sí la visita, por lo que la jornada no podía ser más completa.

Fundacion-Barrie-Tuñon-Mansilla

Sede de la Fundación Barrié en Vigo. Imagen Tuñón Arquitectos

Durante la visita a la exposición, la descripción de Manolo Gallego sobre cada una de las obras (sus condicionantes, sus anécdotas, lo mejor, lo que menos le gustaba del edificio…) fueron de lo más interesante.

 AsesorArq-Visita-expo-Manolo-Gallego-03

También lo fueron los comentarios y conversaciones que surgían sobre cada obra, alrededor de una maqueta o de una fotografía.

AsesorArq-Visita-expo-Manolo-Gallego-07

Si tenéis ocasión, no dejéis de visitar la exposición, de admirar las fotografías y de disfrutar de la delicadeza de las maquetas, en cartón blanco y madera.

AsesorArq-Visita-expo-Manolo-Gallego-05

AsesorArq-Visita-expo-Manolo-Gallego-09

Al terminar la visita subimos a la quinta planta en la que iba a tener lugar la charla; otro de los espacios singulares de la intervención  de Tuñon y Mansilla en el edificio.

Fundacion-Barrie-Tuñon-Mansilla-2

En la charla participaron compañeros, admiradores y amigos a través de una fórmula entrañable y amena en la que cada uno de ellos, tras unas palabras personales sobre la trayectoria arquitectónica de Manolo Gallego, le planteaba una pregunta.

En la palestra coincidieron cinco grandes arquitectos españoles que (casualmente?) comenzaron su andadura profesional en el estudio de Alejandro de la Sota:

Así, junto a Manolo Gallego se sentaron: Juan Navarro Baldewerg, Víctor López Cotelo, Josep Llinás y José Manuel López Peláez.

asesorArq-a-proposito-manolo-gallego-01

Pero en el público tampoco faltaban amigos y compañeros; desde allí intervinieron Elisa Gallego, Encarna Otero, Margarida Ledo, Yolanda Castaño…

asesorArq-a-proposito-manolo-gallego-00

El primero en tomar la palabra fue Juan Navarro Baldewerg: arquitecto, pintor, académico de Bellas Artes y premio Nacional de Artes Plásticas.

Comenzando con la afirmación de que “la sostenibilidad es una actitud crítica y ética previa a la arquitectura”, de la obra de Manolo Gallego destacó: “…la sobrevaloración que hace de lo existente en las obras de rehabilitación como fase previa a la innovación, la sensibilidad con la que interviene y la valentía con la que es capaz de arriesgar en la búsqueda de la solución que sea más adecuada en cada caso.”

¡Cómo es capaz de conjugar lo vernáculo y lo nuevo, los oficios y los nuevos materiales, lo artesanal y la industria…

Su arquitectura no rehúye ni excluye!

También destacó la impronta en su obra de su faceta como catedrático de urbanismo: su gusto de trabajar en red, sobre la malla, en el tapiz en que se inserta la arquitectura.

……………………….

La respuesta de Manolo Gallego introduce el concepto tiempo: más que trabajar en “capas”, se trabaja en “fases”

Se ha de pensar en el tiempo previo, pero también en el posterior.

Cuando nosotros llegamos llegamos el sitio ya existe, ya significa… y cuando lleguen otros, nuestra intervención pasará y tendrá otro significado…

Tratamos con objetos ya formados cambiando el significado de estos objetos.

……………………………

asesorArq-a-proposito-manolo-gallego-05

A continuación intervino José Manuel López Peláez, el único de estos grandes arquitectos que trabaja de forma asociativa con otros compañeros.

Su estudio, frechilla & lópez-peláez arquitectos, se funda en 1971 cuando el equipo obtiene el Premio Nacional de Arquitectura de España con la propuesta de un Prototipo de Centro Escolar para E.G.B.

López Peláez comienza citando el concepto de estilo” de Asplund para, desde el estilo de la obra de Manolo Gallego, plantear la cuestión:

¿cuánto incide el lugar de emplazamiento concreto para el proceso arquitectónicoy para la solución final, desde el principio, en la obra de M.G.?

Manolo Gallego no se reconoce en ningún estilo (quién lo hace?) argumentando que sus obras surgen intentando responder las preguntas que se plantean en cada ocasión.

No hay conflicto entre el lugar en el que se interviene y el tiempo en el que se interviene. El lugar lo construye el tiempo.

El tiempo es un compromiso ético. Uno se debe a su tiempo y no debe renunciar ni a su tiempo ni a su lugar…

Galicia es mi lugar, mi realidad y ante ella actúo ética y estéticamente con valoración crítica.

Parto del convencimiento de que el lugar no debe imponerse, podemos modificarlo; pero igualmente soy consciente de que todo lo que propongamos partirá del lugar.

 …………………………………….

Josep Llinás comienza con una cita de Alejandro de la Sota, ante la que todos sonríen:

“ La arquitectura es como el aire que respiramos, eso sí, aire cargado de arquitectura”

Define la arquitectura de Manolo Gallego como una “arquitectura de diario”, arquitectura con minúsculas y alaba su forma de resolver las grandes obras con los mismos elementos que las obras pequeñas, sin necesidad de sacar del cajón la arquitectura de las grandes ocasiones, la “arquitectura de domingo”.

“Tu arquitectura está en la estela de Sota pero también tienes ecos de Coderch; la “arquitectura de domingo” por autonomasia es Jujol!!!”

(más sonrisas)

Y sobre el proceso proyectual, le pregunta: ¿Cuál es tu sistema para saber que vas por el buen camino?

M.G. -No sé cuál es mi sistema. Hay que recorrer el camino: resolver, aclarar dudas …y la duda es constante; tomar decisiones …y cada decisión supone una renuncia.

…………………………………….

asesorArq-a-proposito-manolo-gallego-06

Víctor López Cotelo es un recurso frecuente en nuestras páginas, en nuestras citas, en nuestras reflexiones.

Al igual que con Manolo Gallego, hemos tenido la oportunidad de disfrutar sus clases, de acompañarlo en visitas de obras, de escuchar sus reflexiones.

Coincidí con Manolo en la escuela y con ambos como tutores en el Aula de Rehabilitación en 2001; un curso eminentemente práctico sobre rehabilitación edificatoria y renovación urbana en el que (unos afortunados) teníamos la oportunidad de realizar trabajos de rehabilitación de edificios en Santiago de Compostela, tutorados por arquitectos de la talla de Ignacio Paricio, Ricardo Aroca y Enrique Nuere, además de Víctor López Cotelo y Manolo Gallego. ¡Un lujazo!

Además, en Santiago tenemos la suerte de contar con varias obras de VLC que han enriquecido la ciudad, su patrimonio y su espacio público.

Carme-dabaixo-Victor-Lopez-Cotelo

Viviendas Vaquería O Carme de Abaixo. Santiago de Compostela | Víctor López Cotelo

…………………….

Víctor comienza su intervención con un relato, con un cuento:

“Érase una vez un país fantástico en el que la arquitectura no se notaba…”

La vida estaba organizada de tal manera que la arquitectura no tenía mayúsculas.

Había una dimensión temporal en las intervenciones; todo lo que allí había nacía con naturalidad, tenía derecho a la existencia!

Para Víctor lo que dota de intención su trabajo es “hacer de lo cotidiano algo extraordinario”

Y así le pregunta a Manolo:

En tu caso, ¿qué es lo que al final, después de todos los condicionantes, te hace decidir?

Si echas la vista atrás, ¿cuál sería tu cuento?

Y Manolo responde, con otras palabras, que él también busca con la arquitectura hacer que los demás disfruten de algo extraordinario:

El fin de mis obras es que el que las use se sienta feliz.

Intento dotar aquello que hago de sentido: no destruir lo que no me interesa sino que conviva con lo que sí me interesa; pero, sobre todo, intento que mi propia arquitectura me sorprenda.

No busco sólo la felicidad de los demás, sino la mía.

Al llegar a este punto citan de nuevo a su mentor diciendo: “a los estudiantes de arquitectura hay que enseñarles a resolver, solucionar, usar” –¡¡y a los arquitectos!!- apostillan riendo.

……………………

Pero, a mí, la reflexión de Manolo me trae a la memoria otra cita de Alejandro de la Sota que parece haber calado profundamente en todos ellos:

Me gustó siempre hablar de Arquitectura como divertimento; si no se hace alegremente no es Arquitectura… La emoción de la Arquitectura hace sonreír, da risa. La vida no.

……………………….

La cuestión sobre su proceso creativo que le plantea su hija, la arquitecta Elisa Gallego Picard, la introduce a través de una fotografía del escultor Andy Goldsworthy

Imagen relacionada

y de un poema de Jean Tardieu:

Dado un muro ¿qué pasa detrás?”

Y todo esto en relación a la “imagen invisible de un recuerdo”; el muro de la casa de veraneo familiar en Corrubedo

(imagen Luis Gil Pita, arquitecto)

Vivienda-corrubedo-Manolo-Gallego-foto-Luis-Gil-Pita

 “un muro permeable, que he saltado tantas veces que en ambos lados me siento en casa… A un lado el Hogar, al otro el lugar de Recreo.”

…………………………….

¿Cómo es posible que algo tan sencillo como un muro, una línea, construya un lugar dotándolo de tanto significado?

Susana Rodríguez Carballido. Arquitecta | Santiago de Compostela | enero 2017